DIVERSIDAD BIÓTICA DE SUELOS AGRÍCOLAS

La Comisión Europea en su publicación “Soil biodiversity: functions, threats and tools for policy makers (2010)”  informa como el uso de pesticidas y fertilizantes químicos en los cultivos intensivos europeos está derivando en fatales consecuencias para nuestra agricultura y el medio ambiente.

DIVERSIDAD BIÓTICA DE SUELOS AGRÍCOLAS

Así la utilización de estos productos químicos ha supuesto tanto la destrucción de la biodiversidad de nuestros campos o el empobrecimiento de la tierra debido a la sobreexplotación, como la contaminación de las aguas superficiales y los acuíferos. Las consecuencias procedentes de la utilización de estos productos no son solo ecológicas, sino también económicas. Así el empobrecimiento de la tierra redunda en una caída de la producción agrícola y de la calidad del producto. La destrucción de la biodiversidad conlleva un aumento cíclico de las plagas así como de sus efectos, ya que los microorganismos y los macro organismos no actúan como defensor natural contra las plagas, además la contaminación de las aguas supone un empobrecimiento directo de nuestra calidad de vida, al contaminar los cultivos, la fauna que nos rodea e incluso el agua que consumimos.

Es por ello que este departamento de la comisión europea  ha presentado una seria de propuestas con el fin de sustituir este tipo de cultivos por otros más respetuosos con el medio ambiente.

Entre las propuestas podemos destacar el uso de acolchamientos sobre los cultivos que aumenten la humedad y el calor, la rotación de cultivos, la utilización de residuos orgánicos como el compost, estiércol o digeridos anaerobios, la selección del cultivo que mejor se adapte a las características de cada terreno o ensanchar las lindes con el fin que pueden ser el refugio para los organismos autóctonos que sirvan de reguladores biológicos y naturales.

En conclusión, la experiencia nos ha mostrado como la sobreexplotación y las desconsideraciones hacia el medio ambiente no han hecho sino reducir la producción y destruir al medio ambiente, por tanto otra agricultura es posible, una agricultura respetuosa con la biodiversidad y el medio ambiente que haga aumentar nuestra calidad de vida en todos los aspectos de nuestro día a día.