Earth Charter Sellos de calidad

DESCONTAMINACIÓN DE SUELOS Y AGUAS SUBTERRÁNEAS • ENERGIAS RENOVABLES

Inicio >> Legislación >> LEGISLACIÓN PENAL MEDIOAMBIENTAL
Nuestro
compromiso,
avalado al más
alto nivel
Legislación
LEGISLACIÓN PENAL MEDIOAMBIENTAL

10/09/2012
EL derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, junto con el deber de conservarlo, está recogido en el art 45 de la Constitución  Española de 1978. Por tanto el código penal, no ha hecho sino regular y proteger este principio rector de la política económica y social.

El código penal regula los delitos medio ambientales en el libro II título XVI Capitulo II, artículos 325-337 y ha sufrido varias reformas. La última de ellas la ley 5/2010, de 22 de junio, que modificaba la antigua ley 10/1995, creando un nuevo marco normativo en lo que a derecho medio ambiental penal se refiere. Esta reforma toma en consideración las demandas medioambientales de la sociedad y adapta la legislación penal medioambiental a las exigencias de la sociedad y la unión europea, completando, complementando y aumentando los tipos penales.

Esta ley es una ley en blanco, es decir es necesaria la remisión a otras leyes para su comprensión y la concreción de la pena, como por ejemplo la ley de responsabilidad ambiental.
     
Para llegar a entender el articulado es importante preguntarse, cual es el bien jurídico protegido. Éste no es otro que el medio ambiente, pero no como bien en sí mismo, sino en su relación con el ser humano, por los beneficios que le produce.

El tipo base de este delito queda recogido en el artículo 325.1, cuya conducta típica queda definida como la conducta que ‘‘provoque o realice directa o indirectamente emisiones, vertidos, radiaciones, extracciones o excavaciones, aterramientos, ruidos, vibraciones, inyecciones o depósitos, en la atmósfera, el suelo, el subsuelo o las aguas terrestres, subterráneas o marítimas…’’ , es decir la conducta típica es el atentar de forma dolosa provocando un peligro inminente e indudable contra el medio ambiente.  El artículo 325.2, hace referencia a los delitos debido a peligros de radiaciones ionizantes (Peligros inherentes a la energía nuclear). El mismo artículo 325 recoge un subtipo agravado si supone un riesgo contra la salud de las personas.

Pero ¿Cuáles son los elementos necesarios para aplicar el art. 325? La STS 17 de septiembre de 2001 distinguió los siguientes elementos:

  ·    La acción de contaminar


  ·    La remisión a una normativa extrapenal reguladora del medio ambiente


·      El resultado de peligro originado por dicha acción


El artículo 326, recoge 6 subtipos cualificado del artículo 325. El artículo 327 y 328.6., merece una valoración que se tratará en futuras publicaciones debido a la complejidad de la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Es importante mencionar el artículo 328, que pena no ya el depósito, vertido, radiaciones… sino el mero acondicionamiento ilegal de un espacio para un futuro deposito (art. 328.1), la realización sin permiso de actividades peligrosas para el medio ambiente(art 328.2), el transporte, valoración, eliminación o aprovechamiento de sustancias omitiendo el deber de vigilancia pongan en grave peligro la vida, integridad… humana (art. 328.3), o el traslado de cantidades importantes de residuos de forma ilegal (art. 328.4). El punto 7 del artículo 328, supone un subtipo cualificado de los anteriores hechos delictivos del artículo. Por lo tanto, el artículo 328 no pena el daño realizado, sino más bien el peligro que entrañan las acciones tipificadas en cada caso.

Acerca del artículo 329 solo destacar que es un tipo especial referente a actividades dolosas o imprudentes por parte de funcionarios o autoridades públicas. El artículo 330 es un tipo cualificado del tipo base, que entra en funcionamiento cuando los daños medioambientales recogidos en el artículo 325 se producen contra los elementos de un parque nacional protegido. Finalmente dentro del capítulo II,  el artículo 331 tipifica la conducta imprudente grave, asignándole la pena inferior en grado.

Para finalizar el estudio del articulado referente a delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, estudiaremos las disposiciones comunes al título XVI, que por tanto influyen en el capitulo II. El primero de estos artículos, el artículo 338, supone un tipo agravado que castiga con la pena superior en grado del tipo base a los delitos que hayan afectado a algún espacio natural protegido. A continuación, el artículo 339 regula el poder de los jueces y tribunales a adoptar medidas para restaurar el equilibrio ecológico. Finalmente según el artículo 340 si el culpable hubiera procedido voluntariamente a reparar el daño se le impondrá la pena inferior en grado, por lo que supone un atenuante.

En conclusión, la legislación penal medioambiental ha intentado preservar el medio ambiente con vehemencia, sin embargo cabe preguntarse si verdaderamente cumple esta función de forma eficaz o por el contrario se promulgo atendiendo a demandas sociales y fines partidistas, obviando principios jurídicos fundamentales como el principio penal de ultima ratio. NNGDF Fuentes: Código penal español. STS 17 de septiembre de 2001. Doctrina del profesor Nicolás García Rivas.
 

Suelos contaminados - Descontaminación de suelos - Descontaminación de aguas - Bioremediación - Investigación de suelos contaminados - Restauración paisajística - Gestión de siniestros de mercancías peligrosas - Plantas de biogás España - Mini centrales hidroeléctricas - Ingenieria Biogás

BÚSQUEDA
SÍGUENOS
Atención al cliente
947 256 233
Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido! Created by CHC / SAO Comunicación     Aviso legal
Esta página web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso, pero puede desactivarlas si lo desea. OK | Más información